By Arturo Malpica
Sep 18, 2015

“¡Una vez Scout, toda la vida Scout!”

1.Kidman

“¡Una vez Scout, toda la vida Scout!”

Me uní al movimiento scout como niño en 1972 por primera vez en Guatemala y pertenecí al grupo scout auspiciado por la Iglesia Católica de mi vecindad. El grupo se llamaba “Reino de Bélgica”, prestando el nombre de la misma escuela pública de primaria donde asistía. Participé de mis primeros campamentos con estos compañeros y recibí mis primeras enseñanzas sobre nudos, primeros auxilios, y asechanzas en nuestras excursiones. Nunca olvidaré esa primera noche acampando en Chimaltenango durmiendo sobre un petate y pasando un frío increíble.

Llegué a Estados Unidos en Septiembre de 1973 y me incluyeron en el grupo scout de mi barrio en Logan, Utah. Allí pude lograr el rango de Star, mi último logro en el escultismo como muchacho. Después de esta experiencia nunca tuve la oportunidad de encontrarme con el escultismo en los lugares donde viví.

2.Kidman

Curso Avanzado para Jefes de Tropa en San Jorge Muxbal, Guatemala (1988). Estoy arrodillado enfrente a la derecha.

En 1988 decidí comenzar un grupo scout en Guatemala. Hablando con mi obispo un día, me pidió que le ayudara con los jóvenes que andaban sin “nada bueno que hacer”, según sus propias palabras.  Me puse a pensar sobre qué clase de actividades necesitaban estos muchachos como para ayudarles a enfocar sus vidas hacia algo bueno.

Recordé lo que el escultismo hizo por mí y me fui a buscar la Asociación Scout de Guatemala para ver cómo me podrían ayudar. Me inscribí en varios cursos de capacitación como el curso básico y avanzado para Jefes de Tropa, un curso de cocina y un curso para aprender a programar actividades scout. Armado con este conocimiento, me fui a buscar a los muchachos para proponerles comenzar un grupo scout.

3.Kidman

Comienzo del grupo en 1988

Encontré a los muchachos en una esquina en la calle sin nada que hacer. Finalmente los convencí que vinieran conmigo a mi casa y los organicé como patrullas. Así nacieron las Panteras, las Aguilas y los Linces. Así comenzó una aventura inolvidable pero muy productiva.

Estos muchachos llegaron a ser unos verdaderos scouts en todo el sentido de lo que enseña la Ley y la Promesa Scout. A pesar que han pasado ya 27 años de ese comienzo, aún seguimos en contacto y aún me visitan estos muchachos. Varios de ellos fueron a la misión, posteriormente algunos sirvieron como obispos, uno como Presidente de nuestra estaca, y actualmente es el Registrador del Templo de Quetzaltenango Guatemala.

El mismo grupo ya uniformado y entrenado.

El mismo grupo ya uniformado y entrenado.

Posteriormente nos mudamos a Orem, Utah con nuestros primeros tres hijos. En 1996, nuestro hijo mayor ingresó a los Cub Scouts del barrio.

 

 

Ese mismo año mi esposa ingresó como líder de Cubs y comenzó a ayudar a nuestros hijos. En 2004, fui llamado como Presidente de Rama de una nueva unidad hispana. Como parte de esta unidad me tocó organizar una unidad scout para atender las necesidades de mis hijos y del número cada vez más alto de jóvenes que estaban llegando a Utah. Mi esposa me acompañó durante todos esos años de formación del grupo.

Al principio fue muy difícil mantener la organización, especialmente con líderes capacitados, pero eventualmente logramos crear el ritmo necesario para que se sostuviera. En 2008 comenzamos a sacar nuestros primeros Scouts Aguila, entre ellos mis dos primeros hijos. Posteriormente obtuvo mi último hijo su Rango de Aguila también gracias a los esfuerzos de mi esposa.

5.Kidman

Grupo Scout #1267 del Barrio Windsor 8

A través de los años se ha logrado crear una cultura de escultismo en el barrio y cada joven espera trabajar para recibir su rango de Aguila. Tanto mi esposa como yo hemos seguido trabajando con los muchachos de nuestro grupo a través de todos los programas de escultismo. Nuestro barrio fue reconocido en 2012 por ser una unidad hispana que tenía establecida las cuatro ramas de escultismo.

Actualmente estoy trabajando como Jefe de Tropa del Grupo #1267 en el Barrio Windsor 8 de Orem, Utah, y mi esposa es la Directora del Comité. En mi tropa tengo 8 muchachos que pronto llegarán al rango de Life y esperamos sacarlos de scouts Aguila en el 2016.

Actual Tropa Scout #1267 en un proyecto de servicio.

Actual Tropa Scout #1267 en un proyecto de servicio.

Después de 63 años combinados de escultismo, ambos tenemos un testimonio fuerte de lo que es el escultismo y como puede ayudar a los muchachos a enfocarse para llegar a ser hombres de bien en nuestra comunidad. Estamos convencidos que el escultismo es la clave para lograr que cada muchacho se valore y vea en sí mismo el poder del bien que llevan dentro. Continuaremos ayudando mientras tengamos vida y hasta que las fuerzas se nos acaben. El deseo de hacerlo siempre está allí. –Enrique Kidman

Arturo

 

Autor:  Arturo Malpica | District Executive, Utah National Parks Council, BSA

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *